ENGLISH | FRANCAIS | ESPANOL

Presse /

L'art de la contorsion

“El cuerpo tiene su propia lógica e imaginación.

El contorsionismo representa un arte extraño para la mayoría de la gente. Estimula la imaginación. Puede apelar a las emociones “mostrando el horror” y la sensación que el cuerpo transmite con un movimiento extremo, así como puede comunicar un sentimiento de ligereza y belleza en estado puro.

Desde el estado fetal en el que se repliega para mostrarse como ser humano hasta la persona siempre presente por las formas sugeridas, la acróbata rompe nuestros moldes y pensamientos, nos hace entrar en su propio mundo. Un mundo tan sereno como tortuoso, al igual que las proezas que ella realiza con su cuerpo.

El arte de la contorsión consiste en utilizar la totalidad del espacio que ofrecen las uniones de un cuerpo. Es una consciencia corporal aguda, un trabajo riguroso y minucioso de las sensaciones y los límites de su cuerpo, su compañero y sus herramientas. El cuerpo se arquea, lo pies se transforman en manos… Antes de llegar a la posición clásica, el cuerpo toma consciencia de cada una de sus uniones individualmente, partiendo desde sus extremidades para llegar a una postura extrema de la columna vertebral y del cuello: energía del cuerpo en el espacio; metatarsos y metacarpos; muñecas y tobillos; rodillas y codos; hombros y cadera; tronco; riñones, oblicuos, abdominales; espalda arqueada; espalda doblada hacia adelante; y finalmente, la posición clásica, que es el compromiso de todas sus partes reunidas para sostener la columna vertebral y llevar al cuerpo a una abertura extrema.

No podemos por lo tanto conformarnos con ver en la contorsión sólo un cuerpo-objeto símbolo de fantasmas con poderes físicos extraordinarios. Para el acróbata, la proeza es una técnica aprendida y trabajada, una necesidad personal de superar los límites, de sentirlos y vivirlos. En contrapartida, el espectador va a ver, desde su punto de vista, una proyección de un momento de muerte, porque él no sabría ejecutar una proeza física de tal magnitud. Ella levanta pasiones, sensaciones fuertes, sensacionalismo, e inspira valentía.

No hay por tanto formas preestablecidas, sino una prolongación de un estado interior. La técnica y la temporalidad se tornan difusas y varían según el momento. No hay más belleza, bien o convención, sino una búsqueda de un cuerpo vacío, sin órganos, sin emociones, sin ideas: un cuerpo como un espejo, un cuerpo vivo que evoluciona hacia el futuro. Un cuerpo que va a adquirir su sentido en un continuo movimiento entre lo vivido interiormente y el mundo exterior.

Son esas tensiones, entre presentación y representación, interpretación y proyección, consciencia y sensaciones, las que son aquí expuestas, de manera extrema.

Desfiguradas, locas, retorcidas. Perversas.
Platform58 Magazina
Autora: Aurélie Dorianne Wotton
Contorsionista : Elena Ramos

Les textes de ce site sont protégées par les droits d'auteur et la propriété intellectuelle et ne sont pas libre de droits.